Intentando dejar de ser un fumador para convertirme en un corredor

Archivo para la Categoría "Sin categoría"

¡7 mejoras en una sola sesión!

 

Records

Como no tengo prisa vengo con retraso a publicar la sesión del pasado miércoles, histórica donde las haya, más que aquella (prehistórica ya) de los primeros 5 km. de la San Silvestre. Y más también que la de los primeros 10 km. de hace bien poco.

No, señores. Lo del miércoles de la semana pasada supera todos los misterios de la paranormal actividad del doctor Jiménez del Oso e Iker Jiménez juntos. (Por cierto, ¿tiene alguna relación el apellido Jiménez con lo paranormal? Dejaremos esta investigación para otro momento.)

El caso es que el miércoles de la semana pasada me pegué un tute de padre y señor mío que me llevó a superar siete registros de golpe. No uno ni dos ni tres ni… sino ¡siete!, siendo especialmente destacables el de los 5 km. (que se me queda en 27 m 56 s) y el de los 10 km., que baja de la hora y se sitúa en 58 m 17 s.




resumen sesión

tiempo vuelta

 

mapa recorrido

 

Y el caso es que todo fue un poco sin querer. De hecho, mi objetivo era el de intentar volver a hacer los 10 km., y confirmar que el haber superado unos días antes esa distancia no había sido fruto de un error del Endomondo, ni de un encogimiento del terreno o de algún suceso paranormal por el estilo (hoy, por lo visto, los poltergeist nos sobrevuelan).

Simplemente fui tirando, variando en parte el recorrido habitual para no estar demasiado pendiente de las distancias. Y pasito a pasito y zancada a zancada descubrí que no solo me estaba acercando a la frontera de la decena de kilómetros, sino que tenía muchas posibilidades de hacerla en menos de 1 hora.

En cuanto descubrí que las dimensiones espacio-temporales me eran favorables decidí que era hora de apretar los dientes, poner cara de velocidad y esprintar hasta que la muerte nos separe.

Y, efectivamente, descubrí que las condiciones espacio-temporales me eran propicias, puesto que tenía unos 10 minutos de margen para recorrer un triste kilómetro. Y efectivamente, también descubrí que mis reservas energéticas no estaban para ir regalando sprints. Pero aún así conseguí alcanzar el objetivo y bajar de los 10 kilómetros en una hora, la cual cosa me hizo pegarme un hartón de llorar de la emoción que me quedaron las mallas echas una guarrada.

¡Pero es que la gesta lo valía!

 

 

 

_IGP7557 - copia

_IGP7558 - copia

monument castellers

 

Y ahora, una porción de la banda sonora del día.

http://www.youtube.com/watch?v=EaEPCsQ4608

 

Anuncios

Objetivo 10 km… ¡cumplido!

Publicación1

Érase una vez que se era un individuo bastante parecido a mi que un buen día, hace ya cinco meses, decidió dejar de fumar para ponerse a correr. Sin prisa, pero sin pausa, fue acostumbrando a su cuerpo a recuperar ese hábito tan infantil de poner una pierna delante de otra e ir devorando distancias. Y fue así, poco a poco, como consiguió apuntarse un día a una carrera de 5 kilómetros y, lleno de emoción, ser capaz de acabarla.

Desde aquel día se propuso continuar entrenando para ir llegando cada vez más lejos. Y un día, mientras corría entre viñas, se dijo a sí mismo y a su propio cuerpo que estaría bien poder llegar a correr durante una hora seguida y recorrer los 10 kilómetros.

 

Resumen

Y vete aquí que un miércoles de marzo, nuestro amiguito hizo como otras tantas veces. Se vistió con su ropa deportiva, se calzó sus zapatillas, puso música en sus auriculares y salió a correr.

Y corrió, y corrió, y corrió y siguió corriendo. Y fue acumulando kilómetros en sus piernas, y disfrutó del paisaje, y se fue alejando cada vez más del tabaco y de ser un fumador para acercarse cada vez más a ser un corredor. Hasta que al tomar una curva en uno de los caminos por los que corría, y sobrepasar unos árboles que casi no le dejaban ver lo que había más allá, una voz se coló en sus auriculares e interrumpió la canción que estaba escuchando a todo volumen (“Breaking the girl”, de los Red Hot Chili Peppers, para ser más exactos).

Al principio, concentrado como iba en la música y en el paisaje y en las viñas y en sus piernas y en su respiración y… bueno, que iba bastante concentrado, para que nos entendamos, se llevó un sobresalto en cuanto la música se detuvo y percibió que el silencio lo envolvía todo.

Y fue justo en ese preciso momento cuando una vocecilla le habló y le dijo:

 – Acabas de completar los 10 kilómetros.

tiempo vuelta

mapa recorrido

intervalos

Y nuestro amiguito, que tanto se había sacrificado por completar primero el objetivo de los 5 kilómetros y después el de los 10 casi se desmaya de la emoción al comprobar que era cierto, que había conseguido correr 10 kilómetros del tirón.

Y colorín colorado, este ha sido más o menos el cuento de la sesión de hoy. Ya sé que no es Caperucita Runner pero para el caso es lo mismo. Lo que importa es la moraleja de la historieta, y el hecho de que la salida de hoy ha sido más que satisfactoria.

 _IGP5143-cr - copia

Y ahora una porción de la banda sonora de hoy:

 

Sales buscando un mambo y te encuentras con un … ¡bingo!

1497130_10202079893415906_27947976_n




Mañana radiante en Coma-ruga. Cielo despejado, sol agradable, mar en calma… En resumen: un magnífico día de febrero con una temperatura ideal para ponerse las zapatillas, salir a correr por fumar y continuar dejando cada vez más lejos el tabaco. También era una mañana idónea para intentar mejorar, llegar un poco más lejos de lo habitual, y seguir avanzando hacia el objetivo de los 10 kilómetros. Y una buena forma de hacerlo era buscando un mambo, es decir, completar los 8 kilómetros por primera vez.

Pero las cosas son como son. Y cuando uno hace planes debe estar preparado para modificarlos, para readaptarlos, e incluso para descubrir que aquello que planificó ha sido superado con creces.

Superado con creces. Eso es justamente lo que ha sucedido hoy. Que he salido con la intención de encontrar un mambo y lo que he hallado ha sido un … ¡bingo! Y es que mi objetivo para hoy era ir un poquito más allá de lo conseguido el día 12, cuando superé los 7 kilómetros, e intentar superar o, al menos, acercarme a los 8 km.

 objetivo 8-9-10

Pero la realidad ha sido bien diferente, pues en cuanto he dado por concluida la sesión he descubierto atónito (que no es lo mismo que Antoñito) que la distancia recorrida había sido de… ¡9,34 km! Y en un tiempo de ¡58 min. 36 seg.!

resumen

Y el hecho es que de haber sabido que estaba rondando esa distancia habría continuado corriendo un poco más, hasta superar por primera vez los 10 kilómetros, puesto que aún disponía de fuerzas y reservas suficientes para haberlo hecho. Aún así, tanto da, ya que ahora puedo afirmar que estoy en disposición de superar esa distancia, y que si no lo hago durante la próxima sesión lo haré en la siguiente. Pero sea como sea, los 10 kilómetros son míos.

¿Y por qué no me he dado cuenta de que estaba a punto de alcanzar los 10 km.? Pues porque aunque hoy he salido con la intención de correr unos 8 km., he comenzado la sesión siguiendo la planificación prevista:

a) Fase inicial de calentamiento de unos 10 minutos a un ritmo de 7,37 min/km., y recorrer 1,31 km aproximadamente;

b) 21 minutos a un ritmo superior, de 6,44, para recorrer unos 3,20 km.;

c) y, por último, una fase de enfriamiento idéntica a la inicial.

Es decir, que lo previsto consistía en estar unos 40 minutos corriendo y recorrer una distancia aproximada de unos 6 km. ¿Y qué es lo que he hecho yo? Pues más o menos seguir el plan previsto excepto al final, y cuando la aplicación me ha avisado que la sesión había acabado he decidido seguir corriendo un poco más.

Y un poco más, y un poco más, y un poco más, siguiendo un trayecto que nunca hasta entonces había seguido (por lo que no tenía referencias en cuanto a distancias) hasta que he considerado que ya era suficiente y que era hora de ir regresando al punto de inicio. Y ha sido ahí, al dar por concluida la sesión, cuando he visto que había recorrido los 9,34 y que lo había hecho en menos de una hora. Y, además, manteniendo el que considero es un más que correcto ritmo (6,17 min/km) teniendo en cuenta quienes somos, de donde venimos y adónde vamos, y que no sé si estamos solos en la galaxia o acompañados.

tiempo vuelta

intervalos

Lo dicho: que sales a buscar un mambo y te encuentras con un bingo.

1888662_10202079283200651_1461460629_n

Y ahora, una porción de la banda sonora de hoy:

 

 

 

 

5 km contra el dolor de estómago

 

b06536b8994511e38fc812559e1fd802_8


 

El miércoles, después del subidón de la sesión del sábado, me tomé la salida del día con toda la tranquilidad del mundo. Se trataba de hacer media horita de trote suave, siempre al mismo ritmo, lento, para continuar cogiendo fondo. Una salida, en resumen, sin excesivos problemas.

Y más o menos así fue. Excepto por unas continuas molestias de estómago que me estuvieron incordiando durante los últimos 15 ó 20 minutos de entrenamiento.

La parte buena es que no tenía nada que ver con la propia carrera en sí. Es decir, que no se trataba de molestias relacionadas con la propia actividad o por haber querido forzar más de la cuenta tras un copioso desayuno. No fue ese el caso, puesto que no modifiqué para nada mis rutinas. Las molestias ya venían de la noche anterior, y ya antes de salir a correr no me encontraba del todo fino.

resumen

Y, también pensando en positivo, cabe decir que pese a las molestias pude acabar superando los 5 kilómetros. Recorrer esa distancia sin estar en las mejores condiciones físicas no está nada mal, ¿no? Incluso estando malito pude estar corriendo más tiempo del inicialmente previsto.

 

tiempo vuelta

intervalos

Y ahora, una porción de la banda sonora de la sesión.

 

 

 

 

¡5 km en menos de 30 minutos!


records

He dejado pasar unos días para ver si lo que sucedió el pasado sábado fue realidad o solo una alucinación. ¿Lo del sábado? Sí, lo del sábado 15 de febrero de 2014, fecha histórica donde las haya, porque nada más acabar la sesión y echar el correspondiente vistazo de rigor al Endomondo, descubrí un dato que me hizo saltar las lágrimas de emoción. Pero, por suerte para mi integridad física, imperó la prudencia, y esto fue lo que me dije:

– “No, no te precipites, chaval. No tomes por cierto lo que quizá solo sea un reflejo de la pantalla, o la consecuencia de comer plátanos alucinógenos antes de correr. Ves a casa, pégate una ducha, aparca el móvil, deja pasar unos días y luego vuelves a mirar si las cifras son correctas (improbable) o la consecuencia directa de no limpiar nunca la pantalla del smartphone y tenerla llena de mierda (lo más probable)”.

Y eso fue lo que hice. Dejar pasar el sábado, dejar pasar el domingo, dejar pasar el lunes, el martes, el miércoles, llegué hasta hoy, limpié por primera vez en siglos la pantalla del móvil y cuál inspector del gas procedí de nuevo a la lectura del contador.

resumen sesion

¿Y cuál ha sido el resultado? Pues que sí (me vuelven las lágrimas a los ojos), que hice lo que se supone que hice (se me inundan las pestañas), que el plátano que me comí no estaba caducado (agua a borbotones de mis globos oculares)… y que… y que… y que… ¡¡¡hice los 5 km en menos de 30 minutos!!!

Pues sí. El sábado, tempranito tempranito, me dispuse a pegarme unas carreritas, y lo hice regresando a las costumbres de antaño de salir a correr al ritmo de la salida del sol.

 15-02-2014

El plan consistía en correr 10 minutos a un ritmo suavecito (7,34 min/km), luego otros 10 un minuto más rápido (6,34 min/km) y terminar con 10 más de enfriamiento al ritmo inicial. En total, hacer unos 4,5 km en unos 30 minutos.

 tiempo vuelta

Pero las normas están para saltárselas, y cuando el cuerpo te pide marcha no hay más opción que dársela, así que eso fue lo que hice. Los primeros 10 minutos cumplí más o menos con el programa previsto, aunque siempre por debajo del ritmo planificado. Y en la segunda fase, cuando tocaba acelerar durante poco más de 1,5 km. fue cuando llegó el momento de desmelenarse, gritar ¡pies para qué os quiero! y salir zumbando.

 intervalos

El resultado final es el que, como decía al principio, hacía que me saltaran las lágrimas de la emoción: ¡5 km en menos de media hora! En 28 m 49 seg, para ser más exactos, lo cual significa una mejora de 1 minuto 31 segundos respecto al anterior.

Y además de los 5 km también ha habido otras mejoras de rebote: 1 km (5 minutos), 1 milla (8 min. 11 seg.), y 3 millas (27 min. 39 seg.). Oséase, que casi sin haberlo buscado he conseguido superar el reto que me propuse en este post de la semana pasada.

 Publicación1

Y después de tan histórica sesión volví a salir ayer miércoles, con algún paréntesis ciclista el domingo. Pero de eso ya hablaré mañana.

De momento, una porción de la banda sonora del sábado.

007 Licencia para … ¡correr!

12-02-2014-2

Día extraño el de hoy. Esta mañana me ha dado por hacer números, y he comprobado que ya son 136 los días (136 días, más de 4 meses, que se dice rápido) sin tabaco. Una efeméride como cualquier otra, pero en cualquier caso un buen hecho para celebrar. ¿Y qué mejor manera de celebrarlo que saliendo a correr? Pues eso, que hoy más que nunca tocaba correr por fumar.

Y dicho y hecho. Tras una profunda fase de análisis he sido capaz de desarrollar, en el orden adecuado, una serie de complejos mecanismos que me han conducido al resultado esperado. Es decir: que me he puesto la ropa deportiva, me he calzado las zapatillas, he escogido una ruta (hoy entre viñas, que me apetecía el entorno agrícola), he activado el Endomondo, me he peinado, he cogido la cartera del cole… ¡ay no, que esto no iba aquí!, he puesto la música a toda castaña y he gritado: ¡pies para qué os quiero!

 IMG5643-fusionadas

Y de ‘pies para qué os quiero’ en ‘pies para qué os quiero’ el caso es que me he cascado la mejor de mis sesiones, al menos en cuanto a tiempo y distancia se refiere. La idea, siguiendo el plan de entrenamiento que aplico los días impares que además caen en múltiplos de siete era hacer una sesión basada en tres fases:

a) 10 minutos de calentamiento a un ritmo muy suave de 7,37 min/km para recorrer 1,31 km.

b) 10 minutos a un ritmo más intenso, de 6,34

c) y otros 10 minutos finales de enfriamiento al mismo trote que la primera fase.

Total, que la idea era estar corriendo poco más de media horita y acabar haciendo cerca de 5 km más o menos. Pero yo, que me he vuelto muy machote desde que dejé de fumar y me puse a correr, he ido tirando, contemplando el paisaje, que si ahora una viña, que si ahora un pajarito, que si ahora pasa el tren, que si ahora me persigue un perro, y así, como quien no quiere la cosa, he caído en la cuenta de que me había zampado casi toda la discografía de Lou Reed, la cual cosa solo podía significar que llevaba ya un ratito haciendo el runner por esos campos de dios.

 intervalos

graficas

Y sí. Justamente mis sensaciones eran las correctas, puesto que he acabado corriendo bastante más de lo previsto y lo esperado, y he terminado por completar 7,26 km. en 46 m 37 s. No está mal, ¿verdad? Sí, sí, ya sé que no es para tirar cohetes, pero viniendo de donde vengo la cosa emociona un huevo. Porque después de cubrir el objetivo 5 km, y superar los 6 km, hoy no han caído los 2 (como decía aquella canción de Radio Futura), sino los 7 km.

 resumen practica

En cuanto a otras cuestiones más anecdóticas cabe mencionar los dos récords personales que he superado en la sesión de hoy. El primero el de los 5 km. Mi registro hasta ahora era de 30 m. 26 s, conseguido justamente en la San Silvestre del Vendrell. Y hoy he conseguido rebajarlo en la friolera de… agarraros… ¡¡¡6 segundos!!!, dejándolo en 30 m. 20 s.

 récords

tiempo vuelta

Y ahí no acaba la cosa, puesto que también he mejorado mi marca personal en… ¡las 3 millas!, bajando de los 30 minutos y dejándolas en 29 m. 08 seg. Uf, no sé si podré soportar tantas emociones juntas.

La parte buena es que ahora tengo dos retos:

a) continuar evolucionando para conseguir el reto de los 10 km., para lo cual, superados los 5, los 6 y los 7 ya solo me quedan tres estaciones: la del 8, la del 9 y la del 10, como las tablas de multiplicar.

b) y ya puestos, lo de las 3 millas me ha picado y me ha hecho plantearme muy seriamente bajar de los 30 minutos en los 5 km. ¡O todos moros o todos cristianos!

Y ahora, un trocito de la banda sonora del día.










On the road again!


05-02-2014-DSC_0167 - copia


Mañana gris, de cielo tapado y mar revuelto en Coma-ruga. El asfalto mojado por la lluvia caída unas horas antes y un panorama no demasiado alentador para salir a correr. Valoro la opción de tirar de “Plan B” (“B” de bici) y ponerme a pedalear, pero la descarto ante la posibilidad de encontrarme más agua y hasta barro por el camino. Así las cosas, me armo de valor, me calzo las zapatillas, me lanzo a correr y me convenzo de que a la menor gota de agua que me caiga encima recojo los bártulos y me vuelvo a casa.

05-02-2014-DSC_0161 - copia

05-02-2014-DSC_0164 - copia

A toro pasado solo puedo decir que mi decisión ha sido más que acertada, puesto que he vuelto a poner a prueba al alienígena de mi pie (ni rastro de su presencia), he vuelto a completar una sesión como dios manda (después de unos días de tregua) y lo mejor de todo es que… ¡he podido completar por primera vez los 6 kilómetros!

Vayamos por partes

 05-02-2014-DSC_0160 - copia

Lo del “Plan B de Bici” era una posibilidad más que factible. De hecho, ayer tenía clarísimo que lo que hoy haría sería justamente eso, hacer una sesión en bici e intentar completar un recorrido que tengo ganas de probar y que está cerca de los 10 km. Y tenía clarísimo lo de la bici porque en mi particular partida de ajedrez con el alien que me acompaña había optado por continuar haciendo reposo durante esta semana.

Desde mi última salida a correr hasta el día de hoy, el pie había evolucionado favorablemente, y mi ejército estaba derrotando a las huestes del monstruito. Por esa razón, viendo que el marcador de nuestra particular contienda me estaba siendo favorable, había planeado una estrategia en la que esta semana solo haría bici.

 05-02-2014-DSC_0165 - copia

Las dos vertientes de “El Plan B”

Por eso, esta mañana, antes de salir, tan solo barajaba dos opciones basadas en “El Plan B”:

a) salir a la calle a hacer kilómetros en bici, permitiendo que mi pie continuara su proceso de descanso,

b) o hacer unos kilómetros pedaleando pero en la bici estática que unos reyes magos especialistas en rebajas han decidido dejar en casa.

Pero ya se sabe que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, y también que el hombre es el único animal que cuando se debate entre dos opciones acaba por escoger una tercera. Y así ha sido, puesto que pese a la aparente adversidad de las condiciones meteorológicas me he puesto las zapatillas y he salido a correr. Y si al alien le daba por abrir la boca ya improvisaríamos algo.

Afortunadamente, el alien no ha dado señales de vida. No sé si porque no le apetecía, porque ha visto que el día era chungo o porque ya empieza a aburrirse el pobre, el caso es que he podido correr sin un síntoma de molestia, lo cual es una gran noticia.

record 1 km

resumen sesión

Mi intención era la de poder completar una sesión de unos 30 minutos con cierta normalidad. Sin esforzarme demasiado, manteniendo un trote suave, priorizando el volver a tomar contacto con el asfalto. Y así ha sido, con la particularidad que durante los primeros 10 ó 15 minutos me he sentido muy bien físicamente, muy cómodo con mi trote conservador.

Animado por la evolución de la carrera he ido consumiendo minutos, tarareando canciones y superando metros, hasta descubrir casi como quien no quiere la cosa que estaba cerca de los 5 km. Siendo así, la pregunta era obvia: ¿y por qué no uno más?
intervalos entrenamiento

Pues eso, que no solo me he lanzado a intentar completar una más que satisfactoria sesión con un kilómetro más de regalo, sino que he aprovechado para aumentar mi ritmo de carrera. Un hecho que me ha permitido llevarme la agradable sorpresa de ver que, al acabar, no solo había alcanzado los 6 km., sino que incluso había mejorado mi tiempo en 1 km., dejándola en 5 m 10 seg.

Una marca con la que los keniatas ya se pueden echar a temblar.

 tiempo vuelta

Mañana y pasado toca bici, y aún no sé si en la calle o estática, pues dependerá del tiempo y de la hora a la que pueda sentarme en el sillín. Y el fin de semana volveremos a la road again, a intentar certificar que el pie sigue progresando favorablemente, que el alien se está dando por vencido y a continuar avanzando en pos del objetivo 10 km.

 recorrido

Y ahora, una porción de la banda sonora de hoy

TICs y Formación

Blog personal de Alfredo Vela , en él encontrarás información sobre Social Media, Marketing, Formación y TICs, sobre todo en formato de infografía.

loqueveomientrascorro

Lo que veo y que tú deberías ver también.

BLOGMALDITO RUNNING PUB

RUNNING PARA ADICTOS DESDE BARCELONA HACIA EL INFINITO

SIEMPRE CORRIENDO

El blog oficial de todos los que corremos

RUNNERS TARRAGONA

I RUN DO YOU?

De Vago a Runner

Los vagos también pueden correr...

De fumador a triatleta.

20/01/2010 el día de un gran reto. En el futuro...muchos más.